Receta de Mejillones gratinados con queso

Los mejillones siempre son un bocado delicioso en la cocina. Esta receta de mejillones gratinados con queso es fácil de hacer. Apunta sus pasos.

Una opción exquisita y saludable para sorprender a tus comensales son estos mejillones gratinados con queso. Esta receta tiene, además, una presentación muy gourmet y su sabor es absolutamente extraordinario. Por otra parte, requiere de muy pocos ingredientes y su preparación es sumamente sencilla. Es un plato ideal como entrada o simplemente para tener una comida más ligera. Aunque lleva un poco de tiempo la limpieza de los mejillones, siempre es mejor utilizarlos frescos, porque tienen un mejor sabor.

Los mejillones, pertenecientes a la familia de las almejas y moluscos, constituyen un alimento delicioso que contienen numerosos nutrientes que benefician la salud del organismo en general. En este aspecto, son ricos en potasio y en vitamina B-12, ideal para complementar en tratamiento antidepresivos. Por otra parte, los mejillones también tienen propiedades anti-inflamatorias y fortalecen el sistema inmunológico.

Ingredientes:

1 kilo de mejillones

3 dientes de ajo

1 cebolla

1 vaso pequeño de vino blanco

Zumo de ½ limón

Perejil al gusto

Queso rallado

Aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta al gusto

Cómo preparar los mejillones gratinados con queso:

Limpiar muy bien todos los mejillones.

Pelar y picar la cebolla en cuadros pequeños.

En una cazuela agregar el vino blanco, el zumo de limón, la pimienta y la cebolla. Incorporar los mejillones limpios, tapar la cazuela y cocinar a fuego alto removiendo de vez en cuando.

Cocinar los mejillones hasta que éstos se abran. En ese momento se retiran del fuego, se escurren y se les quita una de las conchas. Después, los mejillones deberán ser colocados en una bandeja para horno.mejillones gratinados con queso

Picar muy finamente el perejil y el ajo. Salpimentar al gusto y mezclar muy bien hasta integrar ambos ingredientes.

Bañar los mejillones colocados en la bandeja de horno con el perejil y el ajo. Posteriormente, agregar el queso rallado hasta cubrir muy bien todos los mejillones. Agregar un chorrito de aceite de oliva por encima y meter al horno.

Los mejillones estarán listos cuando el queso esté completamente gratinado. Retirar del horno y servir caliente.

La receta de los mejillones gratinados con queso es muy fácil de preparar y su presentación es gourmet, por lo que podrás sorprender a tu familia y amigos con un plato sencillo pero delicioso. Además, también es una receta muy saludable que contiene todo lo necesario para disfrutar de una comida ligera pero sumamente nutritiva. ¿Te animas a preparar este delicioso plato y sorprender a todos tus invitados con una explosión de sabor y estilo?